23/9/14

Unión Financiera Baloncesto Oviedo 76-86 Bilbao Basket


Unión Financiera Baloncesto Oviedo: Álvaro Muñoz (10), Víctor Pérez (13), Ferrán Bassas (12), Juan García (10), Beau Levesque –quinteto inicial–, Álex Velasco, Diego Sánchez (13), Joan Creus (4), Agustín Prieto (5), Lander Lasa (3) y Andreas Schreiber (6).

Bilbao Basket: Dairis Bertans (14), Quino Colom (12), Marko Todorovic (13), Álex Mumbrú (3), Axel Hervelle (8) –quinteto inicial–, Nikola Lucic (5), Borja Mendía, Tobias Borg (10), Raül López, Danilo Andjusic (18) y Germán Gabriel (3). 

Parciales: 14-22, 13-21, 25-28, 24-15.

Árbitros: Vicente Bultó, Juan José Martínez y Jorge Martínez, colegiados ACB del Comité Castellano-leonés. Excluyeron por cinco faltas a Joan Creus.

Incidencias: Unos 900 espectadores en el Polideportivo Municipal de Pumarín. La pista estaba muy resbaladiza debido a la humedad producida por la condensación por lo que cada poco se detenía el encuentro para secarla.

Crónica: Por segunda vez en su historia, el Oviedo Club Baloncesto se medía a un equipo ACB, el Bilbao Basket. Pese a la diferencia de calidad y categoría, el Unión Financiera peleó hasta la última posesión y jamás se rindió. El entrenador local, Guillermo Arenas, al igual que el miércoles ante el Melilla, se centró más en la defensa y por eso utilizó diferentes alternativas a lo largo del choque. El partido arrancó con un Oviedo muy fallón en todos los aspectos y un Bilbao con más acierto en ataque. Tras un parcial inicial de 0-8, el técnico azul solicitaba un tiempo muerto para que sus pupilos reaccionasen, aunque no surtió efecto. Los primeros puntos de la escuadra asturiana llegaban desde la línea de tiros libres por medio de Ferrán Bassas. Las malas selecciones de tiro continuaban condenado al OCB, además de los numerosos rebotes ofensivos que capturaban los hombres de negro. En el minuto siete del primer período, una canasta y un robo de Juanjo (García) parecían despertar a sus compañeros y a su afición. Los hinchas, al igual que los jugadores, respondieron y  la presión a toda cancha ordenada desde el banquillo funcionó e hizo que el Unión Financiera se colocase seis puntos por debajo del Bilbao. Tras un par de buenas acciones vascas, la ventaja bilbaína se aumentaba a ocho (14-22).
El OCB comenzó el segundo cuarto con una defensa en zona 2-3 que no sirvió para mucho debido al parcial inicial de 3-10 que encajó. Al igual que en los compases iniciales del primer cuarto, los malos tiros y la facilidad que se le daba al Bilbao para coger rechaces en ataque hacían que el Unión Financiera se alejase cada vez más de su rival y con ello la distancia se aumentaba a dieciséis (27-43) al llegar al tercer intervalo.
Tras los quince minutos de descanso, el Oviedo, pese a perder el cuarto de tres (25-28), pareció otro: anotó, defendió y cerró el rebote en su zona. El parcial inicial de 8-0 hacía que el público de Pumarín no dejara de animar hasta el minuto cuarenta, pero las cosas se torcieron cuando el minuto 6 Juan García y Joan Creus cometían su cuarta falta. En el minuto 9, Agustín Prieto se sumó a la fiesta de los alley-opps de Juanjo con una de las jugadas del encuentro: un espectacular 3+1 (aunque falló el tiro desde el 4,60). En este cuarto saltó a la cancha Álex Velasco, canterano que ya había debutado ante el BVM2012 con la primera plantilla. 
Los últimos diez minutos del choque comenzaron con los locales presionando a toda cancha con una mayor intensidad que la del primer cuarto. Como ocurrió contra el Melilla, los pupilos de Guillermo Arenas llegaron físicamente mejor al último cuarto que su rival, y eso se notó en el marcador. La ventaja vizcaína se reducía a catorce gracias a un parcial en cinco minutos de 15-10, que obligaba a Sito Alonso a pedir un tiempo muerto. Un nuevo alley-opp del ala-pívot hispano-dominicano Juan García ponía al OCB a tan sólo doce puntos (69-81). Finalmente el encuentro terminó con un tanteo de 76-86. El MVP del partido fue el base del OCB Ferrán Bassas con doce puntos, ocho rebotes, seis asistencias y veintidós créditos de valoración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario